Un estudio demuestra que dormir en exceso es malo

Un estudio dirigido por la Universidad de Keele ha puesto sobre la mesa las consecuencias de dormir diez o más horas diarias.

Dormir adecuadamente es esencial para el buen funcionamiento del organismo. No hacerlo supone aumentar el riesgo de sufrir distintos trastornos como enfermedades cardiovasculares o diabetes. Numerosos estudios realizados a lo largo de la historia han puesto sobre la mesa que dormir menos de ocho horas perjudica de forma notable la calidad de vida.

Pues bien, una nueva investigación ha descubierto que dormir en exceso, considerando como tal alargar el sueño más de diez horas, aumenta en más de un 30% las probabilidades de morir. Así lo señala el estudio dirigido por la Universidad de Keele, en Staffordshire, publicado en el “Journal of the American Heart Association”.

¿Cuánto tiempo se recomienda dormir?

Tal y como señalan los expertos, el patrón establecido de sueño en las personas adultas es de ocho horas, ni más ni menos. Es el tiempo necesario para que el cuerpo repare tanto los vasos sanguíneos como las células. Es por ello que siempre se ha considerado que dormir en exceso resulta más saludable que dormir poco. No obstante, esta investigación señala justamente lo contrario.

El estudio señala que las personas que duermen diez horas diarias tienen un 56% más de posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular, así como un 49% más de morir a causa de una determinada enfermedad cardiovascular.

El doctor Chun Shing Kwok, principal investigador, explica que tanto la cantidad como la calidad del sueño son dos factores complejos que requieren ser estudiados en profundidad. Explica que existen una gran selección de influencias culturales, sociales, psicológicas, ambientales y conductuales en el sueño. Así, considera que este estudio tiene un gran impacto en la salud pública ya que demuestra que el sueño excesivo supone un factor de riesgo importante ante determinadas enfermedades.

¿Por qué dormir demasiado es malo para la salud?

¿Por qué dormir demasiado es malo para la salud?

No existen datos claros que demuestren que dormir demasiado es perjudicial para la salud. Determinados estudios indican que modifica la producción de sustancias en el cerebro, como la serotonina o la dopamina, aumentando así el riesgo de sufrir depresión.

Además, algunas investigaciones afirman que permanecer tumbado en la misma posición durante un largo periodo de tiempo puede debilitar los músculos y las articulaciones.

Claro que en ocasiones son las propias condiciones de la salud física y/o mental de cada persona las que provocan dormir en exceso. Es el caso de personas que sufren depresión, quienes utilizan con frecuencia el sueño como medio de escape.

A continuación se señalan las principales consecuencias de dormir en exceso.

  • Enfermedades cardiovasculares: dormir diez horas diarias o más supone un importante factor de riesgo a la hora de desarrollar problemas cardiovasculares. Según la OMS, son este tipo de trastornos la primera causa de muerte a nivel global.
  • Alteraciones metabólicas: aquellas personas que no duermen adecuadamente presentan problemas de peso. Existe una relación directa entre el exceso de sueño y la obesidad.
  • Diabetes: dormir demasiado puede elevar los niveles de azúcar en sangre, lo cual puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Capacidad de atención y concentración: el sueño prolongado puede envejecer el cerebro a mayor velocidad, generando así dificultades a la hora de realizar actividades cotidianas.
  • Estado de ánimo: y, por último, una de las consecuencias que se da más habitualmente entre aquellas personas que duermen demasiado es la depresión. Una enfermedad mental que puede interferir con la vida cotidiana y que genera síntomas tales como sentimientos de tristeza continuos, pérdida de interés en actividades favoritas y sensación de cansancio continua.
También te puede interesar:  Dormir solo o en pareja

La importancia de dormir bien

Actualmente, debido al ritmo de vida que llevan un número cada vez mayor de personas, son habituales los trastornos del sueño, como el insomnio. En ocasiones no se le otorga la suficiente importancia a dormir poco o a hacerlo mal; no obstante, si el descanso no es el adecuado, la salud se puede resentir de forma notable.

Desde el punto de vista físico, un descanso nocturno inadecuado puede dar lugar a cansancio, somnolencia y disminución de la capacidad de atención y concentración. Desde la perspectiva psicológica, este hecho provoca una mayor irritabilidad, así como el desarrollo de enfermedades como la depresión o la ansiedad.

La calidad del sueño

La calidad del sueño

Los expertos coinciden en que un sueño de calidad es un sueño continuo, sin despertares frecuentes. Es importante asumir que la cama es un lugar dedicado únicamente a dormir, por lo que es recomendable evitar realizar otras actividades den la misma como ver la televisión o comer. De este modo se establece una rutina del sueño, en la cual se incluyen una serie de hábitos que favorecen tanto la conciliación como el mantenimiento del sueño.

Si se presenta cualquier tipo de dificultad para dormir, lo mejor es salir de la cama y regresar una vez transcurridos entre quince o veinte minutos. Si se permanece en la cama despierto, sólo se consigue aumentar los niveles de frustración y nerviosismo.

Conclusión

A modo de conclusión, dormir en exceso no es en absoluto bueno para la salud, tanto a nivel físico como mental. Es por ello que se recomienda dormir las ocho horas diarias que señalan los expertos.

Además, para garantizar una buena calidad del sueño, es recomendable mantener unos horarios estables, así como tener unas condiciones favorables en la cama. Por supuesto, es importante evitar el alcohol, así como cualquier tipo de sustancia estimulante durante la noche.

Un estudio demuestra que dormir en exceso es malo
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad