Citronela

La citronela es una de las plantas medicinales más beneficiosas que existen. Es ampliamente utilizada como repelente antimosquitos.

La citronela es una planta que crece en climas tanto tropicales como subtropicales. Es originaria de países del sureste asiático, tales como la India, Malasia o Sri Lanka, entre otros. En el caso de España, existen algunas plantaciones en diversas regiones de las Islas Canarias. La citronela es una planta con una gran selección de beneficios y propiedades para la salud, razón por la cual es ampliamente utilizada por personas de todo el mundo.

¿Qué es la citronela?

La citronela es una planta que pertenece a la familia de las gramíneas. Sus hojas son de color verde y tienen una textura gruesa, mientras que las flores son mucho más delicadas, de color blanco, rosado o amarillo pálido.

La citronela es una planta que puede alcanzar el metro y medio de altura. Una de sus principales características es la propiedad repelente de sus hojas; al contacto con la luz solar, emana de las mismas una sustancia oleosa que, aunque no es perceptible para los humanos, resulta muy desagradable para los insectos. Es por ello que se considera que la citronela es uno de los mejores repelentes antimosquitos naturales.

La composición principal de la citronela la forman el citronelol y el geraniol. El principio activo es el denominado citral, el cual le proporciona un aroma muy intenso a limón; es por ello que la citronela es muy utilizada en ámbitos como la pastelería o la perfumería, entre otros.

Estudios recientes han revelado que la citronela vivió su época de esplendor en el Siglo XIX. Fue en Sri Lanka donde se cultivó y exportó a gran parte del mundo hasta 1890. A principios del Siglo XX otros países comenzaron a cultivarla, algunos de los cuales consiguieron hacerlo con una presentación mejor y más concentrada.

Publicidad

¿Cuáles son sus beneficios?

Beneficios de la citronela

La citronela es una de las plantas naturales con mayor número de propiedades y beneficios para la salud. A continuación señalamos cuáles son los más importantes.

Relajar los músculos del estómago

Uno de los principales beneficios de la planta es que ayuda en gran medida a relajar los músculos del estómago, minimizando así el riesgo de infección bacteriana.

Estudios recientes han demostrado que la citronela resulta de gran ayuda a la hora de combatir la infección por Helicobacter Pylori, la cual puede dar lugar a enfermedades de carácter grave como la gastritis.

Combatir los mosquitos

Uno de los usos más populares de la planta es como insecticida natural contra los mosquitos. Se utiliza tanto para prevenir las picaduras de estos insectos como para desinfectarlas una vez se han producido.

Una alternativa fabulosa a los repelentes de insectos convencionales. Además, al ser un ingrediente 100% natural, no existe riesgo alguno de reacción.

Desintoxicar el organismo

La citronela es uno de los mejores ingredientes naturales para desintoxicar el organismo. Un gran diurético que favorece la eliminación de todas las sustancias tóxicas acumuladas con el paso del tiempo en determinados órganos.

Además, tiene propiedades antioxidantes y antisépticas, por lo que se utiliza por aquellas personas que deseen perder peso.

Estimular la circulación

La citronela tiene un efecto estimulante, de modo que ayuda en gran medida al mejor funcionamiento de la circulación sanguínea. De este modo, se reduce el riesgo de sufrir determinadas enfermedades como el ictus o la trombosis, entre otras.

Aliviar el dolor

Citronela para aliviar el dolor

Uno de los beneficios más alabados de la citronela es su capacidad para reducir cualquier tipo de inflamación que genere dolor, como por ejemplo el dolor muscular o de las articulaciones.

Combatir los radicales libres

La citronela contiene antioxidantes, de manera que ayuda a combatir el daño que producen los radicales libres tanto en la piel como en las células.

Curar las heridas

La citronela tiene propiedades antisépticas, de modo que es una planta muy efectiva para curar las heridas y evitar cualquier tipo de infección. También se utiliza para acelerar el proceso de curación de quemaduras leves.

Eliminar el mal olor corporal

El aroma cítrico reduce en gran medida el mal olor corporal. Es por ello que son muchas las personas que hacen uso de la citronela a modo de desodorante. En este caso es importante aplicar pequeñas dosis de aceite esencial de esta planta; de lo contrario, pueden aparecer irritaciones en pieles sensibles.

Cuidar la piel

Además de los beneficios a nivel de salud, la citronela también se puede utilizar para lucir una piel más bonita. Se trata de un ingrediente muy utilizado en el mundo de la cosmética.

Por un lado, reduce el acné de manera efectiva, además de tratar otros trastornos cutáneos como el eczema. Por otro lado, es un refrescante natural, de modo que tras su aplicación la piel queda fresca y radiante. Y, por último, su efecto vigorizante convierte la citronela en un aceite esencial fantástico para masajear el cuerpo.

Aceite de citronela

La forma de aplicación más habitual de esta planta es mediante el aceite de citronela. Se conocen dos tipos.

  • Celián: una planta originaria de Sri Lanka, antes denominado Celián. Tiene un aroma cálido y cítrico y su color es amarillo; existen diversas tonalidades, que pueden ir desde el amarillo pálido hasta el oscuro.
  • Java: es muy similar al anterior, aunque este es considerado de mayor calidad. Su color es más oscuro.

Repelente de insectos

Uno de los usos más populares del aceite de citronela es como repelente contra los insectos. Es habitual encontrarlo en la gran mayoría de productos pesticidas del mercado: aerosoles, lociones, velas… Además, gracias a sus propiedades antifúngicas, este aceite esencial también se utiliza para tratar las picaduras de mosquito.

También te puede interesar:  Cardo mariano

Aromaterapia

El aceite de citronela también se utiliza en sesiones de aromaterapia. Los beneficios y propiedades que se le atribuyen son muchos: prevenir resfriados, combatir cefaleas…

Cosméticos

La citronela es un ingrediente ampliamente utilizado en el mundo de la cosmética. Gracias a sus propiedades y beneficios para el cuidado de la piel, numerosas cremas y jabones están formulados con esta planta.

Masaje

Un uso muy habitual del aceite de esta planta tropical es para dar masajes que alivien el dolor tanto de los músculos como de las articulaciones, además de relajar el cuerpo y la mente.

Alimentos

Y, por último, en lo relativo al mundo de la alimentación y las bebidas, el aceite de citronela también se añade como saborizante natural en bebidas alcohólicas, productos lácteos, gelatinas y pudines.

Citronela como repelente antimosquitos

Citronela como repelente antimosquitos

No existe únicamente una variad de citronela. En total a día de hoy existen cerca de 30 especies. Pues bien, es la denominada Cymbopogon Citratus la que se conoce como citronela antimosquitos, cuyo extracto se utiliza para desarrollar los productos repelentes.

Esta planta se compone de tres elementos principales. Por un lado, el citronelol, con propiedades antisépticas y antibacterianas. Por otro lado, el geraniol, un compuesto orgánico presente en algunas plantas que da lugar a un perfume característico. Y, por último, el cariofileno, que produce un aroma muy específico. Pues bien, la combinación de estos elementos desagrada a los insectos.

Así, tener en el jardín o en el interior de la vivienda una planta de este tipo es una opción excelente para evitar las picaduras de mosquitos.

Aunque en la gran mayoría de países desarrollados las picaduras de mosquitos no sean un problema de gravedad, no ocurre así en países subdesarrollados y en vías de desarrollo. Y es que en ellos los mosquitos pueden transmitir enfermedades de carácter grave tales como el dengue, la fiebre amarilla o el zika.

Precauciones

Aunque la citronela es un ingrediente natural, no hay que olvidar que también presenta una serie de contraindicaciones, por lo que se debe utilizar con cuidado. En ningún caso debe entrar en contacto con los ojos y las mucosas, ni ser ingerida.

Tampoco es recomendable el uso de repelentes formulados a base de citronela entre aquellas personas con heridas o irritaciones en la piel. En el caso de las mujeres embarazadas, la aplicación de citronela no está recomendada ya que los componentes pueden afectar al feto.

¿Cómo cuidar una citronela?

Gracias al amplio abanico de propiedades y beneficios para la salud de la citronela, son muchas las personas que optan por cultivarla en su casa. Una de sus principales ventajas es que no requiere de demasiados cuidados.

Lo primero a tener en cuenta es que esta planta debe vivir en zonas con climas cálidos. Por lo tanto, si se desea plantar en el jardín o en la terraza, lo mejor es hacerlo en primavera o verano. Una vez llegue el otoño o invierno, se transplanta a una maceta y se resguarda en el interior, colocándola bajo una ventana.

Plantar la citronela en el jardín

Plantar una citronela en el jardín para ahuyentar los mosquitos es una idea fabulosa. Para ello hay que cavar un agujero y cubrir con una combinación de tres partes de tierra para macetas y una de tierra.

No hay que olvidar que esta es una planta que necesita muchísima luz solar. Por lo tanto, hay que buscar una zona del jardín en la que reciba como mínimo seis horas de sol diarias.

Es importante regar adecuadamente la planta y retirar todas aquellas hojas amarillas que vayan apareciendo. Como cuidado adicional, esta planta necesita la aplicación de algún sustrato cada dos semanas.

¿Cómo se puede utilizar?

Resulta interesante conocer los diferentes modos para utilizar la citronela. Tal y como hemos señalado, es el aceite esencial el más popular de todos, pero existen otros.

  • Loción: para preparar una loción hay que diluir 30 cucharadas de aceite esencial de citronela en una cucharada de vodka y 120 ml de agua. La loción se añade a una botella con atomizador y se puede utilizar como repelente de insectos, así como desodorante.
  • Aceite: el aceite de citronela se puede adquirir en herboristerías o tiendas especializadas, o prepararlo en casa. Se utiliza especialmente para masajear músculos doloridos, así como para aplicar sobre el abdomen para aliviar los espasmos.
  • Infusión: la infusión de citronela es muy recomendable para evitar los gases y los espasmos estomacales.
  • Emplasto: y, por último, hirviendo un puñado de citronela fresca y aceite de oliva, se obtiene un emplasto que se puede aplicar sobre las articulaciones o músculos doloridos.

Precauciones

A la hora de utilizar aceite esencial de citronela o cualquier tipo de cosmético que incluya este ingrediente, es importante conocer qué otros ingredientes contiene el producto en cuestión. Es habitual que la citronela se mezcle con lavanda, limón, romero, eucalipto…

La dermatitis por contacto es el efecto secundario que se repite con mayor frecuencia a raíz del uso de citronela altamente concentrada. Así, lo más aconsejable es probar primero el producto en una pequeña área de la piel.

Conclusión

En definitiva, la citronela es una de las plantas naturales más beneficiosas que existen para personas de todas las edades. Sus beneficios y propiedades para la salud son muy amplios. Además, es una planta que se puede cultivar de manera sencilla en casa, lo cual es un gran punto a favor.

Citronela
5 (100%) 3 votos


Te podría interesar