Mascarilla de arcilla para la piel

Mascarilla de arcilla para la piel

Una de las principales causas del acné es la excesiva producción de sebo en la piel. El rostro se siente grasoso y suele hasta brillar en las fotografías. Igualmente, aunque el acné llegue a desaparecer, la piel sigue estando grasosa y la mejor forma de controlarla es utilizando una variedad de mascarillas de arcilla, las cuales pueden hacerse manualmente. Esta mascarilla de arcilla, exclusivamente para el tratamiento facial, puede brindar muchos beneficios para la salud. Además, no es costoso prepararlas y se pueden realizar fácilmente en el hogar.

En este artículo enseñaremos trucos y métodos para aprender a confeccionar mascarillas caseras, como las conocidas mascarillas de arcilla de barro para el cuidado de la piel y, sobre todo, para que eliminen el cutis graso y el acné, así como otros problemas faciales. Para ello, recomendamos preparar y aplicar tu propia mascarilla como método de tratamiento en la piel. Las muchas recetas que veremos logran combatir los problemas claves, pero todas tienen la misma función, controlar la cantidad de sebo en el rostro.

La mascarilla de arcilla más conocida es la hecha con barro, que es excelente para la piel grasa, de todos modos, dependiendo del color de arcilla que usemos podremos encontrar algunos beneficios para muchos tipos de pieles. Las mascarillas que recomendamos son las que contienen un alto contenido mineral, por el simple hecho de que son buenas para la limpieza, también sanan, calman, tonifican y reparan tu piel. Son las siguientes:

  • Arcilla verde. Ayuda a la extracción de toxinas de la piel y reduce inflamaciones. Si tienes mucho acné, esta arcilla te solucionará el problema con éxito.
  • Arcilla de color rosa. Buena para la piel sin vida, cansada. Además, tiene muchas propiedades de limpieza y ayuda a que la piel esté tonificada.
  • Arcilla blanca. Suaviza la piel y la calma. En realidad, podemos aplicarla en cualquier clase de piel. Es la arcilla más suave y es, seguramente, la primera mascarilla que intentes usar en tu tratamiento facial para calmar el cutis graso.
  • Arcilla roja. Debido a que tiene altas propiedades hidratantes, es perfecta para pieles sensibles y secas.

Diferentes tratamientos con las mascarillas de arcilla

1. Para lograr la limpieza profunda.

A continuación, daremos los ingredientes para limpiar la piel de impurezas. Son los que se utilizarán en el tratamiento facial para pieles grasas. Sin lugar a dudas, es una de las mascarillas idóneas que pueden incluirse. Los ingredientes son: Glicerina vegetal, 1 cucharadita / Agua destilada, 3 cucharadas / Arcilla verde, 1 onza / Esencial de geranio 1, gota de aceite / Esencial de toronja, 1 gota de aceite / Esencial de juniper, 1 gota de aceite.

2. Mascarilla de Barro Calmante.

Estamos ante la mascarilla que más se adecua a las pieles sensibles y secas. Como la mascarilla comienza a secarse demasiado cuando está en el rostro, hemos de rociarla simplemente con un poco de agua floral o agua destilada. Los ingredientes para crearla son: Arcilla blanca o roja, 1 Onza / Agua de rosas, 3 cucharadas / Jojoba, 1 cucharada / Aceite esencial de manzanilla, 2 gotas / Aceite esencial de rosa, 2 gotas.

3. La mejor mascarilla de arcilla revitalizadora.

Si la piel se muestra cansada, sin vida y sin lustre, lo mejor es utilizar la siguiente receta de una mascarilla de arcilla rosa revitalizadora. Esta devolverá la salud y el brillo al cutis. Tan solo hay que seguir esta lista de ingredientes para conseguirla en poco tiempo: Arcilla de color rosa, 1 onza / Agua de azahar, 3 cucharadas. / Glicerina vegetal, 1 cucharadita / Aceite esencial de Neroli, 1 gota / Aceite esencial de naranja, 2 gotas / Aceite esencial Petitgrain, 2 gotas.

Cómo preparar y aplicarse las mascarillas de arcilla

Tipos de mascarillas de arcilla

Como ya se han mostrado las principales recetas de mascarillas de arcilla para nuestro cutis, ahora tenemos que elegir cuál es la más adecuada para cada caso, para ello seguiremos los pasos siguientes:

  1. Obtener una pasta espesa combinando el agua destilada o agua floral con la arcilla. Prepararlo en un recipiente. Mezclar.
  2. Luego, sin importar el orden, pero sí mezclándolo bien, añadiremos los ingredientes restantes.
  3. Aplicarse de este modo: La mezcla se extiende sobre la cara húmeda y limpia, también sobre el cuello. El contorno de los ojos se debe evitar.
  4. Acostarse relajadamente durante veinte minutos, para que la mezcla no se caiga y evitar movimientos de la mezcla después de haberse aplicado en el rostro.
  5. Cuidándose de no verter nada en nuestros ojos, enjuagarse muy bien con agua tibia y luego secarse con cuidado y con suavidad con una toalla limpia.
También te puede interesar:  Baños con sal marina

Nuestra recomendación: para que el resultado quede mejor, aplicarse una crema humectante y, si es necesario, también un tonificador.

Mascarilla de arcilla verde para piel propensa al acné.

Uno de los tratamientos favoritos por especialistas es la mascarilla con arcilla verde, ya que es muy favorable para pieles grasas, el cutis propenso a los brotes de acné y los granos, y a pieles secas. Para quienes tienen la piel grasa, hay que adicionarle agua. En caso de ser una piel seca, el aceite de jojoba es lo correcto, aunque si la piel es seca y grasosa, o sea una combinación, es recomendable usar leche para esta mascarilla. Estos son los ingredientes:

  1. La arcilla verde o arcilla Fuller. Para quienes tienen una piel sensible es recomendable la arcilla verde francesa.
  2. Miel 1 cucharada.
  3. Aceite de jojoba, Agua o leche según tipo de piel.
  4. Aceite esencial. Añadir a gusto.

Para aplicarlo, empezaremos mezclando 2 partes del líquido por cada una de arcilla. Si se va a utilizar 1 onza de arcilla, la cantidad de líquido son 2 onzas. Añadir la miel y mezclarla. Si está muy seca, se añade más líquido. Es opcional añadir unas gotitas de aceite esencial. Se mezcla muy bien y luego aplicamos sobre el cutis la máscara de arcilla verde y la dejamos durante veinte minutos. Cuando se retire, se debe limpiar la cara con una toalla al vapor, lo cual lograremos con una toalla húmeda, unas gotas de aceites esenciales y luego en el microondas. Asegurarse de que no esté demasiado caliente porque el rostro es una de las zonas del cuerpo más sensibles.

Dónde se compra la arcilla.

La arcilla más recomendable es la arcilla verde francesa aunque, igualmente, es posible comprar la arcilla roja francesa o la arcilla blanca francesa. No hay que olvidar que la arcilla es el principal ingrediente de la mascarilla que aplicaremos al cutis, y para asegurarse que tendremos siempre los mejores resultados, compraremos la arcilla de mejor calidad.

Las arcillas que están a la venta no vienen preparadas para aplicar, pero con solo un poco de agua purificada, la arcilla verde francesa es la mejor para eliminar las impurezas del cutis y controlar el sebo en el rostro. Una de las arcillas recomendadas para mejorar la belleza en el tono de la piel, es la arcilla amarilla francesa, ya que desaparecen las manchas que quedan luego del acné.

Lo que debemos tener en cuenta

Es recomendable utilizar una brocha para aplicar estas mascarillas, ya que con ella nos será más fácil el trabajo. Aparte de esta recomendación, dejaremos unas cuantas más a tener en cuenta.

  1. Se nos irá secando la mascarilla a medida que actúe encima de la piel. Para evitar esto, debemos relajar los músculos de la cara y apenas moverlos durante todo el proceso.
  2. Si la piel es más sensible, se recomienda que se emplee la arcilla blanca por su suavidad.
  3. Este tipo de tratamientos se pueden utilizar como máximo 1 vez a la semana.
  4. La exfoliación puede ser abrasiva, y por eso, al terminar de aplicarse la mascarilla se debe aplicar también una crema para restaurar la hidratación en el cutis. De este modo, se mantendrá más cuidada la epidermis. Si se desconoce la clase de crema que se debe usar, lo recomendable es preguntarle a un especialista en belleza y cosméticos.
  5. Para la conservación de la arcilla, el máximo de tiempo son 3 días, y tapada.

Los grandes beneficios de la arcilla

Ya sabemos que la sustancia más eficaz para la absorción de impurezas es la arcilla. Estas impurezas, que están contenidas en los tejidos, son rápidamente drenadas y neutralizadas por la absorción y, gracias a este poder, se logra recoger una alta cantidad de calor para atraer a las toxinas que se acumulan debajo de la piel y así expulsarlas con facilidad.

Estas mascarillas son principalmente utilizadas para los productos de belleza porque absorben la grasa de los tejidos, además de ser una sustancia natural que revitaliza y equilibra. Como si fuera poco, los dolores musculares se calman con ella y se regeneran las células de la piel.

El barro consigue hidratar, suavizar y regenerar la piel, al estimular y activar la circulación de la sangre. Además, libera muchas toxinas acumuladas y oxigena nuestro cuerpo. No hay excusas, entonces, para aplicarse un tratamiento de mascarillas de arcilla, la cual puede ser mezclada con muchos ingredientes, como aceites y hierbas.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here