Tipos de blanqueamiento dental

Uno de los requisitos indispensables para la salud y el bienestar, así como para una belleza completa, es lucir una sonrisa radiante. Para ello, no basta con mantener la salud bucal, sino que también es necesario tener cuidado con mantener bien blancos los dientes.

Así pues, con la finalidad de informar sobre los distintos tipos de blanqueamiento dental, en estas líneas se van a explicar los pros y los contras de los mismos. De este modo, no quedarán dudas sobre cuál elegir en función de las necesidades de cada usuario.

Blanqueamiento dental en casa

Tiras de blanqueamiento dental

Estos tipos de blanqueamiento dental son los que cualquiera puede realizar en casa. Los tipos más frecuentes son:

Mediante un kit de blanqueamiento dental

Consiste en una férula estándar y en un gel blanqueador que contiene peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Se aplica el gel y luego se coloca la férula, la cual debe permanecer puesta unas horas cada día durante, al menos, cinco días.

Publicidad

Pasta dental blanqueadora

Estas pastas dentales contienen determinados componentes que ayudan a eliminar algunas manchas superficiales. Con un uso constante, las pastas dentales blanqueadoras contribuyen a mantener los dientes blancos sin tener que recurrir a métodos que pueden dañar los dientes.

Ventajas y desventajas del blanqueamiento dental casero

Aunque, en realidad, toda acción relativa a la salud bucal debe contar con el beneplácito de los profesionales, estos tratamientos descritos tienen la gran ventaja de que son económicos e indoloros. Además, siendo constantes, pueden ser bastante eficaces.

Por el contrario, presentan la gran desventaja de que los resultados se hacen notar de una forma lenta, pudiendo llegar a ser imperceptibles en función de factores como la alimentación del individuo.

Blanqueamiento dental en una clínica

Blanqueamiento dental con láser

Estos tratamientos requieren la acción de unas manos expertas y capacitadas. Los especialistas en salud dental son los únicos capacitados para llevar a cabo los tratamientos de blanqueamiento que se van a explicar a continuación.

Blanqueamiento interno

Es el que se lleva a cabo en aquellos dientes cuyos nervios han sido remplazados, por ejemplo, mediante una endodoncia. Este hecho suele conllevar un oscurecimiento de la pieza dental desde su interior. Por ello, es necesario la aplicación de técnicas especiales que ayuden al diente a recuperar su color blanco para darle un aspecto saludable.

Este tratamiento consiste en introducir en el interior de la pieza dental un gel blanqueador, quedando este sellado temporalmente. Pasado un tiempo, el especialista procede a retirar el gel blanqueador y a sellar el diente, que presentará el color blanco que se deseaba.

También te puede interesar:  Fluorosis

Blanquear los dientes con láser

Es, quizás, el método más eficaz de blanqueamiento dental. Se trata de una técnica indolora, rápida y de resultados evidentes.

Este tratamiento se realiza situando en los dientes un molde con la finalidad de proteger las encías. Se aplica el gel blanqueador con peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida en los dientes y se ‘dispara’ a los mismos con el láser. El oxígeno que libera la luz del láser será el responsable del blanqueamiento de los dientes.

Ventajas y desventajas del blanqueamiento dental en una clínica

Las ventajas de estos tratamientos son, en primer lugar, que están supervisados por profesionales de la salud bucodental. En segunda instancia, suelen tener una eficacia probada y, por último, sus resultados son mucho más evidentes y rápidos que los caseros.

Como contrapartida, son tratamientos más caros que los caseros y algunos pueden producir algo de sensibilidad dental, como ocurre en algunos casos de tratamientos con láser.

Tratamientos combinados

Blanqueamiento dental por férulas

Estos tratamientos combinan la labor del profesional con los cuidados en casa por parte del usuario.

Tratamientos con férulas

Efectivamente, estos tratamientos se caracterizan por ser aplicados en casa, aunque las férulas están hechas a medida por profesionales y el tratamiento está permanentemente supervisado por los mismos para ver su evolución.

Consiste en la creación de férulas acrílicas transparentes completamente personalizadas, en las cuales se aplica un gel cuya composición de peróxido de carbamida también está personalizada en función del color de los dientes a blanquear.

Las ventajas de este método son que el dentista puede aplicar concentraciones de peróxido de carbamida más elevadas en el gel blanqueador, y que existe una supervisión que en los métodos caseros no existe. La desventaja es que es menos eficaz que otros tratamientos profesionales y que es menos económico que los caseros.

Blanqueamiento dental mixto con fotoactivación

Este es otro tratamiento que se ha de realizar combinando la acción del profesional, esta vez mediante técnicas de fotoactivación, y los cuidados en casa utilizando el gel de recuperación y el gel de blanqueamiento.

Este método también es indoloro y efectivo, aunque conlleva algo más de tiempo y esfuerzo que otros descritos, como el blanqueamiento con láser.

Como se ha podido comprobar en el mercado existe un amplio abanico de posibilidades a la hora de blanquear los dientes. Gracias a esta variedad cada paciente puede encontrar el bienestar y la belleza apostando por el que mejor se adapte a sus necesidades.

Tipos de blanqueamiento dental
3 (60%) 2 votos


Te podría interesar