5 mascarillas de miel para reducir las arrugas

La miel de abeja es uno de esos productos que han formado parte indispensable de la medicina tradicional durante miles de años. En la actualidad, la miel está siendo redescubierta, no solo por sus propiedades culinarias, sino también por sus beneficios para la belleza y bienestar.

Efectivamente, además de por su sabor, la miel contiene numerosas propiedades que la convierten en la mejor aliada de la piel. Así pues, para aprovechar estas cualidades melíferas, es aconsejable hacer uso de mascarillas de miel. Gracias a ello, se puede conseguir un efecto “lifting”, contribuyendo de esta manera a reducir las arrugas.

Entre los beneficios que se pueden contar de la miel están:

  • Actúa como barrera frente a los radicales libres gracias a sus nutrientes.
  • Actúa como antioxidante gracias a sus aminoácidos y encimas, que nutren a las células.
  • Posee propiedades cicatrizantes y antibacterianas, por lo que ayuda a combatir el envejecimiento y las infecciones.

Mascarilla exfoliante de miel de abejas y avena

Mascarilla exfoliante de miel de abejas y avena

Se mezclan 10 g de avena con 50 g de miel. Esta combinación mezcla la acción exfoliante de la avena con las propiedades reparadoras e hidratantes de la miel. El resultado es una profunda limpieza de cutis, con la cual se eliminan las células muertas y se facilita la producción de nuevas células.

Publicidad

Mascarilla rejuvenecedora de miel, avena y yogurt natural

A la anterior mascarilla se le añade el yogurt natural. El yogurt natural es un eficaz método de hidratación cutánea, además de ser otro exfoliante natural, como lo es la propia avena. Por ello, esta combinación es adecuada para limpiar e hidratar la piel, sobre todo gracias al contenido en zinc y al PH ácido del yogurt, lo cual se traduce en el rejuvenecimiento de la misma.

Mascarilla antiarrugas de miel y aspirina

Mascarilla de miel y aspirina

Se mezclan seis aspirinas machacadas con 75 g de miel. Este binomio se presenta como uno de los remedios más eficaces para combatir la aparición de las arrugas. Su aplicación ayuda a reducir las pequeñas arrugas faciales y a limpiar las impurezas de la piel gracias al ácido salicílico de la aspirina, que ayuda a disminuir las toxinas y a limpiar las manchas de la piel. Esto, unido a las propiedades antiinflamatorias de la miel, conforma un eficaz remedio antiarrugas.

También te puede interesar:  Agua de avena para la cara

Mascarilla antiarrugas de hielo y miel

Esta mascarilla se ha de aplicar después de lavar el rostro con agua caliente. Por su parte, la vasoconstricción que produce el frío del hielo favorece la circulación sanguínea. Este contraste entre calor y frío potencia la irrigación sanguínea al mismo tiempo que al pasar el frío del hielo por encima de la mascarilla de miel se cierren los poros. El resultado es una piel hidratada, suave y tersa. Lo cual le da una apariencia mucho más sana y joven a la piel.

Mascarilla reparadora de miel y leche de coco

Mascarilla reparadora de miel y leche de coco

Se mezclan 50 g de miel con 40 ml de leche de coco. La leche de coco se caracteriza por sus propiedades nutritivas y, en combinación, la propia capacidad de nutrición que posee la miel, hacen de este combinado un producto altamente nutritivo para la piel. Al limpiar las toxinas de la piel, y al hidratarla en profundidad, las arrugas faciales quedan matizadas de una forma natural y libre de químicos.

Todas estas mascarillas de miel ayudan a combatir el envejecimiento de la piel. Lo recomendable es su aplicación a través de suaves masajes en sentido centrífugo, en dirección a las orejas, para terminar dejando reposar la mascarilla durante unos treinta minutos.

Gracias a su fácil preparación y bajo coste, estas mascarillas antiarrugas de miel no suponen ningún impedimento a la hora de prepararlas, por lo que ya no hay excusas para luchar contra los estragos que causa el tiempo en la piel.

5 mascarillas de miel para reducir las arrugas
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar