Leche de magnesia

Toda la información sobre la leche de magnesia: cuáles son sus beneficios y propiedades, para qué se utiliza tanto en el ámbito de la salud como de la belleza.

Aunque para muchos resulte desconocido, lo cierto es que la leche de magnesia tiene una cada vez mayor presencia en los hogares españoles. A continuación explicamos todo lo referente a este producto.

¿Qué es la leche de magnesia?

La leche de magnesia es una composición química resultante de la mezcla de agua con éxido de magnesio. Se trata de una composición acuosa de color blanco, cuyo nombre científico es hidróxido de magnesio. La denominación de leche es porque su color y textura es muy similar a la de esta bebida.

Su uso más habitual es la de laxante y antiácido. Claro que también tiene un amplio abanico de beneficios en cuando a la belleza; ejerce un efecto matificante en pieles grasas, hidrata la piel, trata quemaduras y mitiga las manchas de la edad y del sol.

¿Cuáles son sus propiedades?

Las propiedades de la leche de magnesia son las siguientes.

  • Vitaminas: este producto es muy rico en vitaminas, sobre todo A y C. Ambas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo, así como para lucir una piel espléndida.
  • Minerales: tal y como resulta lógico, uno de los componentes principales de este producto es el magnesio; también tiene un alto contenido en calcio y fósforo.
  • Nutrición: la leche de magnesia e smuy baja en carbohidratos y apenas tiene ácidos grasos y azúcares. El sabor es bastante dulce, pero lo cierto es que no tiene demasiadas calorías.

Beneficios de la leche de magnesia

Vamos a conocer algunos de los principales beneficios de la leche de magnesia, tanto para la salud como la piel.

Laxante

Este es casi con total seguridad el beneficio más conocido de este tipo de leche. Tiene un alto contenido en fibra, por lo que es fantástico para hacer frente al estreñimiento. No obstante, hay que tener en cuenta que se trata de un remedio casero muy agresivo para esta afección. Por lo tanto, no resulta recomendable en personas que sufren de úlceras de estómago o mujeres embarazadas.

Hidratante

Son muchísimas las personas que utilizan la leche de magnesia como hidratante, tanto facial como corporal. Es muy rica en vitamina A, lo que la convierte en una poderosa hidratante natural.

Beneficios leche magnesia

Eliminar manchas

Otro de los grandes beneficios de la leche de magnesia es que resulta muy efectiva a la hora de aclarar las manchas de la piel, independientemente de su causa: sol, embarazo…

Aliviar quemaduras

Este tipo de leche es muy utilizada durante los meses de verano ya que ayuda de forma notable a aliviar las quemaduras producidas por el sol. Tiene un alto contenido en vitamina C, por lo que hidratada la piel dañada al mismo tiempo que regenera los tejidos. Además, no causa irritación en la piel.

Disminuir la grasa facial

La leche de magnesia ayuda de manera considerable a regular el sebo causante del acné en el rostro. Además, se utiliza como matificante de la piel; hay muchísimas personas que hacen uso de ella en la zona T para eliminar el exceso de grasa y decir adiós a los antiestéticos brillos.

Aumentar las defensas

La vitamina C de la leche de magnesia fortalece el sistema inmunológico, fortaleciendo las defensas. Así, el cuerpo está muchísimo mejor preparado a la hora de hacer frente a determinadas infecciones como la gripe.

¿Cómo tomar leche de magnesia?

Una vez conocidos los beneficios de la leche de magnesia, seguro que te estás preguntando cómo puedes consumirla.

En primer lugar vamos a hablar del magnesio. Es un mineral natural esencial para el buen funcionamiento del organismo, especialmente en lo relacionado con el sistema muscular y óseo. En cuanto al hidróxido de magnesio, también presenta una gran selección de beneficios para el organismo: reduce el ácido del estómago y aumenta el porcentaje de agua presente en los intestinos. Por lo tanto, es un potente laxante, así como un remedio estupendo contra la acidez estomacal.

También te puede interesar:  Ácido hialurónico

La leche de magnesia no se encuentra en los supermercados al igual que cualquier otro tipo de leche. A la hora de consumirla es recomendable consultar con el médico sobre sus diferentes usos, así como si es adecuada para tí en función de tu estado de salud.

Será el médico quien te informe sobre cuál es la mejor manera de tomar leche de magnesia. Se puede encontrar tanto en formato líquido como en tabletas. En el caso de que la adquieras como líquido, la mejor manera de tomarla es con una cuchara. En cuanto a la tableta, debes masticarla antes de tragarla.

Eefectos secundarios

Los efectos secundarios ante la toma de leche de magnesia no son demasiado habituales, pero merece la pena tenerlos en cuenta. Si una vez sonsumida tienes alguno de los siguientes síntomas es importante que acudas al médico: reacciones alérgicas en la piel, sangrado rectal, náuseas, mareos o sensación de hormigueo.

Las mejores mascarillas caseras con leche de magnesia

Tal y como hemos señalado, la leche de magnesia tiene un amplio abanico de propiedades y beneficios. Si quieres aprovecharte de ellos, a continuación te proponemos un par de mascarillas caseras que funcionan de maravilla.

Mascarilla casera leche magnesia

Leche de magnesia y agua

Una mascarilla 100% recomendable para tratar una gran selección de problemas en la piel del rostro: eliminar puntos negros, decir adiós a los brillos, disminuir las manchas en la piel…

Como ingredientes únicamente necesitas un frasco de leche de magnesia y una taza de agua. Añade la leche de magnesia en la taza de agua poco a poco, hasta que quede un líquido algo espeso. Luego, remueve ambos ingredientes hasta obtener una mascarilla con una textura untuosa.

Lo ideal es repetir este proceso cada dos semanas.

Leche de magnesia y huevo

Esta es una de las mejores mascarillas caseras que existen para eliminar manchas del rostro. Es muy sencilla tanto de preparar como de aplicar.

Los ingredientes son los siguientes: una cucharada de leche de magnesia y una clara de huevo. Mezcla ambos ingredientes en un bol de cristal con ayuda de unas varillas. Cuando la tengas lista, aplícala sobre el rostro con un pincel y deja que actúe durante 20 minutos. Una vez haya transcurrido el tiempo, retira con abundante agua fría y seca el rostro dando pequeños golpecitos con una toalla de algodón.

¿Cómo aplicar la mascarilla?

Independientemente de la mascarilla casera a base de este ingrediente escojas, hay un determinado proceso de aplicación que es importante conocer.

Lo primero y más importante es que a la hora de colocar la mascarilla es esencial que la piel esté complemante limpia. Además, es muy recomendable exfoliar el rostro para que se abran los poros y la mascarilla penetre mejor en la piel.

La mejor forma de aplicar una mascarilla de leche de magnesia es con un algodón; de esta manera, se aplica de forma uniforme por todo el rostro. Una vez colocada, se deja actuar unos 10 o 15 minutos. Cuando transcurra el tiempo, se retira con las manos, evitando utilizar el agua. Y, para terminar, se retira el exceso que haya podido quedar un determinadas zonas con un tónico.

Peligros de la leche de magnesia

A la hora de utilizar la leche de magnesia como producto de belleza, hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta.

La primera vez que se utiliza, lo mejor es hacer una pequeña prueba para descartar cualquier tipo de reacción alérgica. Es muy sencillo: simplemente hay que aplicar una pequeña cantidad de producto en una zona del cuerpo o del rostro y esperar unos diez o veinte minutos.

Además, la leche de magnesia está especialmente indicada para hacer frente al exceso de grasa. Por lo tanto, no es recomendable en pieles secas o mixtas porque puede causar irritación.

Y por último, tampoco resulta aconsejable mezclar este producto con maquillajes minerales; la mezcla de ambos componentes puede provocar un cambio de color en el acabado.

Leche de magnesia
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad