Los mejores exfoliantes caseros para la cara

Los mejores exfoliantes caseros para la caraLa exfoliación facial es uno de los rituales de belleza imprescindibles para el cuidado de la piel y para mantenerla siempre saludable, joven y bonita. La piel del rostro está diariamente expuesta a agentes externos contaminantes que favorecen la aparición de puntos negros, espinillas, granos y otras imperfecciones. Mediante la exfoliación, se consigue eliminar todas las células muertas acumuladas en las capas superficiales de la piel y favorecer su regeneración y renovación, lo cual es indispensable para que siga estando llena de vida, fresca, suave y luminosa.

Recetas de exfoliantes caseros para la cara

Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

Exfoliante de azúcar y aceite de oliva

El exfoliante de azúcar y aceite de oliva es una loción muy hidratante y nutritiva para la piel de la cara. El aceite de oliva es capaz de penetrar hasta las capas más internas de la piel e hidratarlas, repararlas y rejuvenecerlas. Es ideal para las pieles secas, para combatir el acné y atenuar las manchas leves.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar blanco o moreno
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación: en un recipiente, mezclar los dos ingredientes hasta obtener una pasta granulosa homogénea. Agregar unas gotas de jugo de limón en caso de impurezas y acné.

Exfoliante de café y miel

Exfoliante de café

Tras el uso del exfoliante de café y miel, la piel del rostro queda mucho más luminosa y suave al tacto. La cafeína es una sustancia que elimina las células muertas, estimula la circulación de la sangre regenerando la piel, reseca los granos y reduce el exceso de sebo. Por su parte, la miel está repleta de vitaminas, minerales y enzimas que mantienen la piel humectada durante todo el día y consiguen que esté más flexible y elástica.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de café molido. Puede servir el café molido ya usado que queda en la cafetera.
  • 1 cucharada de miel

Preparación: mezclar el café con la miel hasta obtener una pasta uniforme.

Exfoliante de avena y yogur

Exfoliante de avena y yogur

La avena es un cereal que hidrata la piel y evita su deshidratación, elimina las impurezas (espinillas, granos y barros), reduce el exceso de grasa y acaba con las células muertas acumuladas. El yogur es antibacteriano, por lo que funciona muy bien en pieles acneicas, y gracias a su ácido láctico, suaviza la piel, alivia la irritación y retrasa la aparición de signos de envejecimiento.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de copos de avena molidos
  • 1 cucharada de yogur natural sin azúcar

Preparación: mezclar los copos de avena previamente molidos o triturados con el yogur natural hasta que ambos ingredientes se integren por completo.

También te puede interesar:  ¿Es bueno ducharse con agua fría?

Exfoliante de harina de arroz

Exfoliante de harina de arroz

El exfoliante de harina de arroz es uno de los productos de belleza más populares entre las mujeres asiáticas. Es increíble para obtener un cutis de porcelana, completamente libre de impurezas e imperfecciones. El resultado es una piel con un extra de luminosidad y mucho más lisa y radiante.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 4 cucharadas de agua

Preparación: mezclar la harina de arroz con el agua hasta crear una pasta compacta y homogénea.

Exfoliante de azúcar y aceite de coco

Exfoliante de azúcar y aceite de coco

Otro de los mejores exfoliantes caseros para la cara que se puede preparar es el que combina el azúcar con el aceite de coco. El aceite de coco orgánico posee muchos ácidos grasos esenciales y vitaminas que permiten restaurar la hidratación de la piel del rostro y luchar activamente contra el envejecimiento. Es perfecto para prevenir la formación de arrugas y atenuar las ya presentes en el cutis.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de coco

Preparación: calentar ligeramente el aceite de coco y mezclar con el azúcar hasta crear una pasta granulosa uniforme.

Cómo exfoliar la cara

Para exfoliar el rostro correctamente, los anteriores exfoliantes caseros para la cara deben aplicarse siguiendo los pasos que detallamos a continuación:

  1. Lavar la cara con jabón y agua tibia para que los poros se abran y puedan limpiarse en profundidad.
  2. Aplicar el exfoliante seleccionado en el rostro mediante movimientos circulares suaves durante un minuto. Evitar zonas muy delicadas como el contorno de ojos y el contorno de labios.
  3. Dejar actuar el exfoliante sobre la piel durante unos 10 minutos más.
  4. Enjuagar con abundante agua fría para que los poros se cierren. Se debe evitar el agua caliente, que tiende a resecar mucho la piel.
  5. Aplicar un tónico facial y una crema hidratante adecuada para cada tipo de piel.

La exfoliación es una tarea necesaria para la piel de la cara que debe realizarse una vez a la semana como mínimo en caso de tener una piel normal. Si la piel es sensible o muy fina, lo mejor es hacerlo una vez cada dos semanas. Esta es la única forma de eliminar todas las células muertas acumuladas en la piel y facilitar la regeneración de la misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here