Los mejores remedios caseros para las quemaduras de sol

Recopilación de los mejores remedios caseros, elaborados con ingredientes naturales, para tratar las quemaduras de sol.

La primavera y el verano son épocas estupendas para disfrutar del sol y el calor. Estar moreno es el sueño de muchísimas personas, algunas de las cuales pasan gran parte del día tumbados en la playa o en la piscina para conseguir un buen bronceado. Claro que no hay nada como un bronceado saludable; es decir, tomar el sol con la protección adecuada y tomando algunas precauciones básicas para evitar las quemaduras de sol.

La quemadura solar se da cuando el grado de exposición al sol supera la capacidad de melanina del organismo para proteger la piel. Es importante destacar que personas con todos los tipos y tonos de piel son susceptibles a este tipo de quemaduras; no obstente, mientras en una persona con la piel clara una quemadura a causa de los rayos solares se puede dar en apenas unos minutos, en otra persona con la piel oscura la quemadura no se daría hasta pasadas unas horas.

Factores de riesgo de las quemaduras del sol

A la hora de sufrir quemaduras causadas por los rayos solares, hay una serie de factores de riesgo que las hacen más probables. A continuación repasamos cuáles son.

  • Niños: los bebés y niños son el grupo de población más susceptibles a sufrir quemaduras de sol. En el caso de los bebés, es conveniente no exponerlos directamente al sol hasta que hayan cumplido como mínimo los seis meses. A partir de esa edad, hay que tomar una serie de precauciones básicas, como la crema de protección solar, la ropa de algodón y de colores claros, la gorra y las gafas de sol…
  • Personas de piel clara: por supuesto, son las personas de piel clara las que tienen mayores probabilidades de sufrir quemaduras de sol. No obstante, las personas de piel oscura, e incluso negra, también se pueden quemar, por lo que deben protegerse adecuadamente.
  • Horas centrales del día: los rayos solares son más intensos durante las horas centrales del día, es decir de 12:00 a 16:00. Merece la pena recordar que el eflejo del agua o de la arena puede intensificar de forma notable los rayos UVB y UVA del sol.
  • Medicamentos: personas que estén consumiendo determinados medicamentos, como doxicilina, son más susceptibles a las quemaduras de sol.
  • Enfermedades: también algunas afecciones como el lupus hacen que las personas que las sufren sean más susceptibles a sufrir este tipo de quemaduras.

Grados de las quemaduras de sol

Grados de las quemaduras solares

En la gran mayoría de los casos, las quemaduras producidas por los rayos solares son de primer grado, las cuales se caracterizan por el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor; no suelen durar más de tres días.

No obstante, también pueden darse quemaduras de segundo grado, en las cuales aparecen las características ampollas. En un plazo aproximado de diez días la piel se regenera.

Hay que prestar especial atención al cáncer de piel. Una de las principales causas de esta afección es una exposición prolongada e intesa a la radiación solar sin la adecuada protección.

Síntomas

Los síntomas propios de las quemaduras solares son muy fáciles de identificar, lo cual es una gran ventaja porque permite detectar la afección y ponerle remedio en su fase inicial. Generalmente, las primeras señales de alarma de una quemadura de este tipo suelen aparecer unas horas después de la exposición al sol.

El síntoma que se da más habitualmente es la piel de aspecto enrojecido y muy caliente al tacto; además, pueden aparecer algunas ampollas. A medida que pasan los días, la piel comienza a pelarse en las zonas quemadas por el sol. Las quemaduras de sol en ocasiones generan un gran dolor y una sensación de quemazón muy intensa.

Hay una serie de señales de alerta a las que conviene prestar atención; si se dan, es importante ponerse en contacto con el médico de forma inmediata: mareos, respiración acelerada, sensación de sed extrema, piel pálida, náuseas, fiebre y ampollas muy dolorosas  y de gran tamaño.

Todos los síntomas de este tipo de quemaduras son temporales ya que en la gran mayoría de los casos no duran más de dos o tres días. No obstante, el daño a las células de la piel en ocasiones es permanente, lo cual puede favorecer el desarrollo de enfermedades como el cáncer de piel en el largo plazo.

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Si te has quemado a causa de la exposición al sol, la mejor forma de tratar este tipo de quemaduras son los remedios caseros. Están elaborados con ingredientes 100% naturales, sin ningún tipo de componente químico; por lo tanto, no irritan ni causan daño alguno a la piel. A continuación hemos recogido los mejores remedios caseros que existen para tratar las quemaduras causadas por los rayos solares.

También te puede interesar:  Remedios caseros que alivian las quemaduras de sol

Aloe vera

El aloe vera es una de las plantas naturales con mayor número de propiedades y beneficios para la piel. Este es uno de los remedios caseros más populares y efectivos para tratar las quemaduras de sol. Su aplicación proporciona una sensación de alivio prácticamente instantánea y, además, ayuda de forma notable a la curación gracias a su alto contenido en colágeno.

Lo mejor es comprar una vaina de aloe vera y abrirla con ayuda de un cuchillo; luego, extra el gel de su interior y aplícalo directamente sobre la zona afectada. Lo ideal es aplicar aloe vera dos o tres veces al día hasta que las quemaduras hayan cicatrizado por completo.

Aceite de coco

Otro de los ingredientes naturales que mejor funcionan para tratar las quemaduras producidas por los rayores solares. El aceite de coco contiene ácidos grasos y, además, tiene un alto contenido en fibra, así como vitaminas y minerales. Este ingrediente tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, por lo que resulta muy efectivo para prevenir cualquier tipo de infección, al mismo tiempo que alivia la irritación.

Simplemente tienes que aplicar aceite de coco 100% natural sobre la zona quemada. Te ayudará a hidratarla y a que ésta se cure de forma más rápida.

Tomate

El tomate tiene propiedades cicatrizantes e hidratantes, por lo que es un ingrediente natural muy utilizado para tratar quemaduras de sol porque resulta muy efectivo para combatir la sequedad de la piel.

Para aplicar este remedio casero sólo tienes que cortar varias rodajas de tomate y colocarlas directamente sobre las quemaduras. Sentirás una sensación de alivio inmediato.

Agua fría

Se trata de uno de los remedios caseros más efectivos y al mismo tiempo más sencillos para tratar las quemaduras solares; el agua fría funciona muy bien para aliviar las molestias habituales que generan este tipo de quemaduras.

Sólo tienes que empapar compresas en agua fría y colocarlas sobre las quemaduras; para que no se pierda el frío, lo mejor es ir remojando las compresas cada ciertos minutos. En ningún momento debes aplicar hielo de forma directa sobre la piel quemada porque puede empeorar de forma notable la infección.

Cuidados caseros

Hay una serie de cuidados que puedes tomar en casa si sufres alguna quemadura solar y que ayudan de forma notable a minimizar los síntomas.

Por un lado, tomar un baño o una ducha de agua fría resulta de lo más reconfortante. Si en algún momento sientes una gran picazón o sensación de calor, también puedes colocar trapos de algodón empapados en agua fría sobre la quemadura.

Por otro lado, es recomendable que te olvides de las prendas sintéticas y apuestes por la ropa holgada y de algodón; si es 100% orgánico, muchísimo mejor.

Y, por último, es muy importante que tomes abundantes líquidos para evitar la deshidratación. Lo ideal es tomar dos litros de agua diarios, acompañados de frutas y verduras con un alto contenido en agua, como la sandía o el melón, por ejemplo.

Consejos para evitar las quemaduras de sol

Remedios caseros para las quemaduras de sol

Hay una serie de tips que conviene recordar para evitar en la medida de lo posible las quemaduras de sol durante la primavera y el verano.

  • Crema de protección solar: es indispensable que utilices una crema de protección solar con un factor que se adecúe tanto a un tono como a tu tipo de piel. Estas cremas protegen de los rayos UVB y UVA del sol. Lo ideal es aplicar la crema en torno a media hora antes de la exposición del sol, y utilizarla incluso en los días nublados. Tras la primera aplicación, es recomendable aplicar la crema de protección solar cada dos horas.
  • Protector labial: los labios son una de las zonas más sensibles del cuerpo, por lo que es esencial utilizar un protector labial específico que proteja los labios del sol.
  • Sombrero y gafas de sol: ambos son accesorios 100% recomendables durante la primavera y el verano. El sombrero protege el rostro del sol, mientras que las gafas evitan que los rayos UVB y UVA dañen los ojos.
  • Horas centrales del día: si quieres tomar el sol durante la primavera y el verano, es conveniente que lo hagas evitando las horas centrales del día; es decir, de 12:00 a 16:00. Durante ese intervalo de tiempo los rayos solares son más intensos.
Los mejores remedios caseros para las quemaduras de sol
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad